Retrato: Andrew Rasmussen

Processed+with+VSCO+with+c1+preset

Processed with VSCO with c1 preset


Andrew Rasmussen, ACLU, La Crosse, WI

Por Julia Salmen

Creciendo en un hogar de ancestros europeos, Andrew Rasmussen nunca encajó con los demás. Como un Latino adoptado, él siempre fue demasiado blanco para la comunidad Latina o demasiado moreno por la comunidad blanca. Era un extranjero en los dos grupos. En una entrevista para El Sol, Andrew dijo que “las personas tratan de ponerte en una caja, generalizan y te ponen en una categoría de lo que piensan que deberías ser”.

Hubo muchas veces en sus clases en que los maestros lo consultaban sobre historias u experiencia, asumiendo que tendría algunas anécdota o traumas que añadir a la conversación. Además, usaban a personas como él en los folletos para vender las escuelas como diversas e inclusivas, pero reducían el apoyo a las organizaciones multiculturales de los estudiantes. Andrew me contó que ” sus maestros simplemente asumían que yo sabía todo sobre mi cultura y otras culturas latinas, pero nunca asumirían eso de nadie más en la clase. Lo hacían por cómo yo parecía. Recibir un trato diferente no era nuevo para mí.”

Andrew luchó para encontrar su propia identidad. En su escuela secundaria, escuchó muchas perspectivas y no sabía qué creer porque a veces se sentía como un traidor al escoger un lado. Aunque fue adoptado por una familia blanca, él sintió el dolor de las injusticias de personas negras y multiétnicas. Muchos de sus amigos fueron gente morena o negra. “Siento me sentí mejor con personas morenas o negras porque ellos me aceptaron más” – comenta.

Empezó a abogar por grupos marginados y ahora trabaja para la Unión Americana de Libertades Civiles, en inglés American Civil Liberty Union (ACLU). Esta es una organización sin fines de lucro que lucha por los derechos de las minorías. Este año de elecciones trabajaron mucho en sacar las minorías a votar en el estado de Wisconsin. La organización simplemente presenta los hechos y pide a la gente que tome la decisión por su cuenta. Andrew especifica que “las personas necesitan votar. Especialmente en un momento como este, nosotros no estamos votando por nosotros mismos. Estamos votando por las vidas que están afectando cada día y las personas sin una voz”.

ACLU trata de involucrar a la gente. “Es importante que no se permita a otras personas decidir

por nosotros”. Andrew quiere que todas las personas se ayuden mutuamente y traten de imaginar las vidas de los otros. No es sobre cuánto dinero o poder tiene una persona. Es acerca de pensar sobre los demás, ayudar a sus amigos y también a los extranjeros para que todos tengamos una mejor oportunidad de vivir el sueño americano.